Génova una ciudad que casi no escuchamos en los lugares turísticos de Europa, es una de esas ciudades que debería estar en nuestras paradas cuando vamos a Italia. Sin duda hay mucho por descubrir en la ciudad de Cristobal Colón.

Está ubicada al norte de Italia, en la región de Liguria. Génova es una ciudad de vientos, con diversidad Geográfica, puedes apreciar el contraste de la zona costera y sus montañas de gran altura.

Cada vez que hemos ido a Génova la conocemos desde una perspectiva diferente. La primera vez fue de una manera rápida, conocimos tanto, en tan poco tiempo que queríamos guardar todas estas capturas de imágenes en nuestra memoria.

Esa primera vez fuimos al puerto, tomamos un pequeño barco que nos llevó hasta Portofino…. Un lugar encantador, lleno de lujo y luego tomamos otro barco, camino a San Fruttuoso, una maravillosa zona costera , donde la arena no es arena , son pequeñas piedras. Todo esto lo puedes hacer en un día.

Para nosotros era algo mágico y diferente, pues vivimos en un país con costa caribeña donde la arena es suelta y suave.  Estas piedras se mezclaban con el agua fría de este paraíso. Jamás habíamos sentido un océano tan frio.

La gente estaba feliz, estaba terminando el otoño y los últimos rayos de sol de calor se podían sentir.

Y fue cuando nos dimos cuenta lo mucho que la gente valoraba esos días de sol; en nuestra hermosa Colombia, en especial en nuestra ciudad en un día puede llover y luego puedes disfrutar de un hermoso y brillante sol que sale cualquier día del año.

Nos encanta Europa pero realmente en nuestros diferentes viajes apreciamos mucho nuestro clima…. En casi toda Europa son solo tres meses de sol. Donde la temperatura por lo general sube de manera extrema, el resto es una mezcla de vientos y lluvia.

Ese día disfrutamos de esa agua helada como si fuera nuestra primera vez en el mar. Fue mágico.

Fueron dos días que aprovechamos al máximo, pero todo fue como un carrusel de imágenes. De ahí tomamos un avión a Roma desde el aeropuerto Cristoforo Colombo.

La última vez que fuimos a Génova nos quedamos veinte días en un apartamento, llegamos en un bus desde Milán, un bus muy particular, de esos que se ven muy poco en Europa, en mi país lo llamamos el bus del “gallinero” esos buses ya viejos que pronto dejan de estar en circulación; esta vez estuvimos mucho más tiempo; era el mes de diciembre, vivir la navidad, el frio del invierno.. fue único. Pudimos conocer mucho la ciudad, visitamos plaza Ferrari, el Porto Antico, la Vía Garibaldi , la estación de trenes, Vía XX de Septiembre, visitamos el acuario ( el segundo más grande de Europa) disfrutamos del centro histórico.

Nos encantaba salir a caminar por por sus calles y a la vez comer pizza “pizza da pasasseggio”. En esta época hay muchas ferias, visitamos todas las que pudimos. Nos encantaba ir a los mercadillos, comprar cosas que no necesitábamos jajaja y comer focaccia.

Aprovechamos para rentar un auto y fuimos en un día hasta monte bianco más conocido como el mont blanc ( se encuentra  a dos horas y media de Génova) donde pudimos ver nevar, fue nuestra primera vez en la nieve. Fue único.

 

Si visitas Italia no dudes en ir a Génova.

 

Nos llevamos a Génova en el corazón y a su gente y como siempre nos quedamos con las ganas de volver.

 

Tus comentarios son muy importantes para nosotros.

 

Escríbenos, ¿ Qué tal te parece este artículo? ¿ Quieres contar una anécdota? Puedes hacerlo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar…